IKEA pone en marcha en París un nuevo concepto de retail urbano

IKEA ha inaugurado recientemente (el 6 de mayo) una tienda en pleno centro de París. Esto confirma lo que llevamos viendo desde hace un tiempo: la marca sueca se está reinventando. Y para hacerlo, ha tenido que salir de su zona de confort.

IKEA se está trasladando desde la periferia de las ciudades hasta su centro para adaptarse al nuevo estilo de vida de sus clientes. En el caso de la nueva tienda en la capital francesa, ha creado un nuevo concepto de retail urbano basado en el estilo de vida de los habitantes de París.

Se pone de manifiesto que el perfil de los parisinos es muy diferente al de las personas que viven fuera de esta ciudad o en el resto de Francia. Hay varios aspectos muy significativos que distinguen a los parisinos de los demás (por ejemplo, viven en pisos bastante pequeños aunque el precio de la vivienda es muy alta, en la mayoría de casos en alquiler, solo un porcentaje muy bajo posee coche, cada vez menos personas por hogar y cada vez hay menos hogares con niños, entre otras cosas). 

IKEA La Madeleine (se llama así porque está ubicada justo al lado de la conocida Iglesia La Madeleine, muy cerca de la Plaza de la Concordia) ha buscado ser una “tienda espejo”, donde los parisinos se sientan como en casa. Para ello, en el momento de conceptualizar la tienda también se tuvieron en cuenta otros aspectos más allá de los más objetivos ya mencionados. Así pues, el equipo de IKEA Francia involucrado en esta tarea, trató de captar el tono vital y la actitud ante la vida diaria de las personas en esta ciudad.

Lluís Martínez-Ribes, co-fundador y socio de m+f=!, ha hecho una interpretación de esta tienda que puedes leer en este artículo de LinkedIn.

Cómo lidiar con la falta de tiempo: un reto de la sociedad actual

 

La vida actual se caracteriza por ser extremadamente ajetreada y tener un volumen enorme de quehaceres diarios. Es muy común escuchar a personas a nuestro alrededor diciendo “No tengo tiempo”, o “Ojalá el día tuviese 25 horas”. Mucha gente tiene una larga lista de artículos pendientes para leer o de lugares que quiere visitar, pero no encuentran el tiempo para hacerlo.

La falta de tiempo es un fenómeno de los tiempos actuales. Las generaciones pasadas, probablemente, no tuvieron que lidiar con ello de la misma forma que nos toca hacerlo hoy en día. La cantidad de cosas por hacer aumenta constantemente, pero los días siguen teniendo 24 horas. Es imposible hacerlo todo y esto resulta, muchas veces, en una gran ansiedad.

Mientras la cantidad de cosas interesantes o provechosas crece exponencialmente, la ansiedad también crece en paralelo. Como consecuencia, se experimenta una ansiedad crónica relacionada con la falta de tiempo, ya que sentimos que éste es un tema que no tiene solución: el mañana será todavía más “ruidoso” que hoy, porque aparecerán nuevas cosas que hacer.

Sin embargo, hay algunas formas de reducir esta ansiedad. En un artículo publicado en Forbes, Lluís Martínez-Ribes —co-fundador y socio de m+f=!— comparte algunos métodos para lidiar con esta presión del tiempo y el estrés en la sociedad actual. 

Puedes leer el texto completo aquí.